4.6.08

Brand New Start #1

“Despertar”
Historia: Rodrigo Roa

Prólogo.

“Fue un cometa el que nos anunció el comienzo de una nueva era. El mundo cambió desde ese frío Junio de 1996, y pasó por períodos oscuros, donde combatimos, caímos, nos levantamos y aprendimos; fuimos héroes y villanos, defensores y amenazas. Diez años después, hubo un final.

Pero los finales no existen realmente. No hay principios ni finales marcados, sino que sólo etapas que se transforman en el andar. Y ahora se nos ha regalado un mundo nuevo, lleno de incertidumbre, lleno de preguntas por hacer y respuestas por descubrir.

¿Estaremos realmente preparados para este mundo? ¿Qué nos esperará allá afuera? ¿Qué respuestas tendrán nuestras preguntas?

Sea lo que sea, es hora de salir y enfrentar este nuevo comienzo y todo lo que nos traiga.”

Miró la ciudad a lo lejos y luego levantó la vista. En las alturas, se dibujaba un cometa. De pronto, un rayo rasgó en dos el cielo. Y un pájaro negro voló sobre su cabeza…


I

“Despertamos en un mundo lleno de incertidumbre, como si despertásemos de un largo sueño. Un mundo donde nada es desconocido, pero todo es nuevo”.

Adam abrió sus ojos y se vio en este mundo familiar, pero en el que parecía que nunca antes hubiese estado. La ciudad a su alrededor estaba en silencio, sus construcciones en ruinas y las personas desconcertadas, tal cómo él. Era Angalileo, capital del país de Eria y una de las ciudades más grandes del planeta. Era conocida como “el centro del mundo”.

Adam no atinaba a nada, hasta que escuchó que una voz femenina le decía:

- ¿Estás bien? ¿Necesitas algo?

Adam se giró y vio frente a él a una mujer vestida con un traje verde y amarillo y una máscara. Su apariencia denotaba un gran poder.

- Soy Lady Star – continuó la mujer - ¿Estás perdido? Debes estar desconcertado… todos lo estamos. No sabemos por qué hemos despertado en este mundo.

- ¿”Este” mundo? – preguntó Adam.

- Es... extraño. Es como si nos hubiésemos dormido y luego aparecido aquí, como si nada más hubiese pasado. En fin… ¿cómo te llamas?

- Soy Adam… Adam Johnson.

Al escuchar ese apellido, Lady Star lo miró a los ojos. Vio algo que ya conocía, y sonrió con sinceridad.

- Acompañame – dijo – Veremos que podemos hacer por este mundo.


II

- ¿Cómo es que estamos aquí… vivos? – preguntó Justin Smith a su hermana, Julie.

- Quisiera tener esa respuesta… – dijo ella.

Los hermanos Smith, más conocidos por su identidad de Joven y Mujer de Fuego, la Familia de Fuego, habían despertado en su natal ciudad, Northcrem, algunos kilómetros al norte de Angalileo, pero lo habían hecho sin saber nada de su hermano mayor, George, llamado el Hombre de Fuego. La escena que ambos vivían era similar a la que se veía en la capital, y los hermanos se hacían las mismas preguntas que se hacía cada persona de este mundo.

- Es como si despertáramos después de una larga noche… - comentó Justin – Lo ultimo que recuerdo es esa batalla final con el Infierno… y ahora simplemente estamos aquí, ¡y todo sigue como antes! … Y ni siquiera sabemos donde está George…

- George estará bien, donde sea que esté – dijo Julie – Creo que primero deberíamos revisar si realmente todo está en su lugar. Vamos a casa. Luego veremos si podemos ayudar en algo.

Ambos tomaron sus formas ígneas y volaron a su casa, esperando encontrar alguna respuesta, o a lo menos, el alivio de encontrar todo en orden.

Mientras, en algún lugar de la misma ciudad, un hombre de larga edad y gran poder observa todo, oculto. Su nombre es Erdol, y su magia prácticamente no tiene límites. Viejo enemigo de los defensores del mundo, sus actuales intenciones estaban muy cerca de sorprenderlos a todos.


III

Los defensores del mundo, confundidos tal como el resto de las personas, comenzaban a acudir, en Angalileo, a la antigua sede de los Defensores Unidos, el grupo más poderoso de héroes de la Tierra. Se reunían con una sola cuestión en mente: todos hablaban de este extraño despertar.

- Debemos reunir a todos los héroes del mundo – dijo el Amo de los Espejos a varios que lo escuchaban – Así será más fácil averiguar que ha ocurrido.

- Esperaremos reunir un número importante – respondió Black Force – Entonces, hablaremos y planearemos.

- Las personas están muy confundidas – acotó Electric Man – Aún está el recuerdo de la Última Guerra entre el Cielo y el Infierno. Deberíamos estar todos muertos y el mundo debió acabar después de eso… supuestamente.

- Hay mucho por descubrir y aún más por explicar – resumió Mercenario.

Mientras, los héroes seguían llegando a su punto de encuentro, esperando responder alguna de sus preguntas, o al menos, saber si alguien más compartía sus dudas, su incertidumbre.

Al mismo tiempo, un ser extremadamente poderoso, Destructor, se encontraba en el espacio, orbitando el planeta junto a un satélite, escuchando con atención las transmisiones de onda radial que llegaban a él.

- … muerte… el crimen de la pequeña… una violación que ocurrió… con este ya son tres los asesinatos… el robo de esta casa… ¡escuchen mis oraciones!... ¡compre ahora!...

“Nada ha cambiado”, pensó. Abrió sus ojos, miró el planeta con ojos decididos, y voló hacia él a una velocidad extrema, hasta entrar en la atmósfera.


IV

Lady Star y Adam Johnson recorrían las calles de Angalileo, revisando el estado de este mundo que despertaba, y ayudando a quienes lo necesitaran.

- Irás a tu hogar ahora, ¿verdad? – preguntó la heroína – Yo debo reunirme con los demás defensores.

- Eh… la verdad es que… pues… buscaré donde ir – respondió Adam.

- Pues… si necesitas cualquier cosa, sólo házmelo saber. Recuerda que tengo habilidades telépaticas – finalizó Lady Star y sonrió – Adiós, suerte.

- Adiós, gracias.

Lady Star se elevó y se dirigió al punto de reunión de los defensores. Adam miró alrededor y decidió partir en busca de un lugar que lo acogiera. Dio unos pasos, y miró al frente. Lo primero que vio fue un pájaro negro que parecía mirarlo a él. Lo miró fijamente unos minutos, y sintió algo indescriptible. Se llenó de fuerza y caminó decidido, comenzando su vida en este nuevo mundo.


V

Más de veinte defensores, héroes de la Tierra, ya habían llegado a la sede de Defensores Unidos en Angalileo. Lo héroes de mayor experiencia, como Black Force, Lady Star y el Amo de los Espejos habían tomado el liderazgo de la reunión.

- Sé que todos hemos venido acá con las mismas dudas – comenzó diciendo Black Force – Y ni siquiera sé si las resolveremos acá. Pero al menos tenemos a opción de descubrirlo juntos.

Había cierta inquietud en el ambiente, cierto presentimiento generalizado. Parecía que algo no andaba bien y la tensión se notaba en el aire. Black Force continuó hablando:

- Todos recordamos que estuvimos peleando en la Última Guerra, contra el Infierno. Pero en algún punto perdemos los recuerdos y sólo despertamos aquí, en el mundo tal como lo conocemos, pero de alguna forma, nuevo…

- Quizás sólo fue un regalo de nuestro dios… sea como sea que le llame cada uno – opinó un hombre venido de oriente medio y que se hacía llamar Gushtasp, el cazador de monstruos.

Sólo se oyeron murmullos de inquietud, quizás recordando esa guerra con el Infierno.

- Quizás él tenga razón – interrumpió el Amo de los Espejos – tenemos la certeza de que existe un Cielo y un Infierno; no sería raro que esto fuera un tema de “dioses”.

- Puede ser, pero me gustaría que estuviésemos un poco más seguros – dijo Black Force – Sólo para tener la certeza de que todo esté en orden.

Otro ruido de murmullos, y entonces fue Electric Man quien tomó la palabra.

- A mi no me interesa si es un asunto de Dios o no. Sólo quiero asegurarme de que no hay gato encerrado. Las personas merecen comenzar a vivir tranquilos en este mundo.

Y cuando parecía recibir la aprobación de unos cuántos, la normalidad se rompió con un trueno y un rayo que desviaron la atención de todos. Una luz se formó al interior de la sala de reunión de los defensores. De ella surgió una silueta, y una potente voz dijo:

- Reciban la luz y la luz los recibirá a ustedes.

Los héroes, impresionados por lo que estaba ocurriendo, se pusieron en guardia. Frente a ellos se formaba una figura conocida y no habría de ser bien recibida. La voz prosiguió:

- Soy Logos, el verdadero dios de este nuevo mundo. Conozcan, crean y serán salvados.

De inmediato Black Force le respondió, enfurecido.

- ¡No queremos un conflicto Logos! Te conocemos y sabemos que no eres un dios, sino que un farsante con afán de conquista universal. Si quieres enfrentarnos, caerás.

- ¡Ustedes, héroes, y su amor por el status quo! No soportan que alguien destruya su orden acostumbrado, y no saben que el caos es parte fundacional de la existencia – la respuesta de Logos sonó como un trueno - Pobres almas. ¡Pues sepan! ¡Sepan que yo soy la razón por la que este mundo aún existe!

Los héroes se miraron unos a otros, sin poder creer lo que acababan de escuchar: ¿Podía su viejo enemigo ser el nuevo dios del mundo?...


1 comentario:

Anónimo dijo...

mota:


http://www.reiq.co.uk/home02.html

http://graphic-color.blogspot.com/


http://berserker-comics.com/index.php


eso.