19.3.08

Hombre de Fuego I

Creado por Rodrigo Roa
Ilustración: Diego Arévalo

-Nombre Real: George Smith
-Ocupación: Detective
-Grupo de afiliación: Defensores Unidos
-Base de operaciones: Northcrem, Eria
-Primera aparición: Familia de Fuego #1 (Junio de 1997)
-Estatura: 1.79 mtrs.
-Peso: 77 kgs.
-Ojos: Verdes (como George); inaplicable (como Hombre de Fuego)
-Cabello: Castaño claro (como George); inaplicable (como Hombre de Fuego)
-Parientes conocidos: Julie Smith (hermana menor); Justin Smith (hermano menor); padres (nombre desconocido, fallecidos).
-Aliados principales: Familia de Fuego, Agor el Duende Rojo, Defensores Unidos.
-Enemigos principales: Hombre de Agua, Espuma, Escorpión, Firice.

-Habilidades: El cuerpo de George Smith es capaz de generar llamaradas, las cuales le dan una forma ígnea que le permite volar, expulsar llamas,
generar inmenso calor, y controlar el fuego en diversas formas. Es capaz de absorber y manipular fuego provocado por elementos externos. Además, en
su forma ígnea, posee una resistencia y una velocidad mayores a las máximas humanas.

-Armas: Ninguna.

-Historia: En un día cualquiera, la vida de la familia Smith fue transformada para siempre. Un terrorista desequilibrado, que más tarde sería conocido
como Espuma, colocó una extraña bomba química en el centro comercial de la ciudad de Northcrem, el mismo día en que los Smith paseaban por el lugar.
La explosión resultante transformó a los tres hermanos, George, Julie y Justin, en la Familia de Fuego.
Hijos de padres fallecidos, los hermanos Smith debieron aprender a cuidarse el uno al otro, y fue George quien asumió la mayor responsabilidad, como hermano mayor. Él ingresó al Cuerpo de Policía de la ciudad, y se desempeñó como Detective, como una forma de sostener económicamente a sus dos hermanos menores.
Los tres fueron siempre muy unidos, y los menores, en especial Justin, demostraban gran admiración por el mayor de ellos.
Desde el día del incidente en el centro comercial, su vida no fue la misma. Se convirtieron en los defensores locales, y al poco tiempo, ganaron notoriedad
a nivel mundial, al apoyar al héroe más grande del mundo, el Capitán Cometa. Juntos, fundaron la primera versión de los Defensores Unidos, el grupo de héroes
más poderoso del mundo. George fue ganándose un gran respeto en el mundo, y también entre los demás defensores, convirtiéndose en uno de los grandes.
El Hombre de Fuego, junto a sus hermanos, combatió a sus grandes enemigos, Escorpión, Espuma, y el Hombre de Agua, en innumerables batallas. Fue este último
el que en una ocasión secuestró a la Mujer y el Niño de Fuego, haciéndole creer a George que habían muerto. En un momento de ira incontrolable, el Hombre
de Fuego acabó con la vida de los hermanos de su enemigo, algo de lo que se arrepentiría constantemente.
El Hombre de Fuego, junto a sus hermanos, participó de todas las grandes crisis de la Tierra, luchando al lado de los más grandes defensores de nuestro
planeta. Sin embargo, la Bestia Negativa, durante su ataque al Capitán Cometa, hirió gravemente a George en su pecho. Más adelante, durante el primer ataque del Infierno contra la Tierra (en la saga "Armagedón"), George fue nuevamente herido, esta vez por Darkhan. Las heridas sufridas le provocaron asma, que se manifestaba cada vez que pasaba demasiado tiempo transformado en su forma ígnea. Esto lo llevó a retirarse de la vida de héroe, dedicándose a asistir a los Defensores Unidos, como asesor del equipo.
No sería sino hasta la "Última Guerra" que George regresaría como el Hombre de Fuego. Sin embargo, a pesar de haber sobrevivido a las numerosas batallas, su paradero ha sido desconocido para todos quienes lo conocieron y aún viven el nuevo mundo.
Hoy en día, su hermano menor, Justin, ha tomado su legado y se ha convertido en el segundo Hombre de Fuego, tratando de ser digno de ocupar el lugar de su hermano, y de acostumbrarse a vivir sin él.
Si bien George Smith, el primer Hombre de Fuego, ya no vive en este mundo, su nombre jamás será olvidado.

_

1 comentario:

Kao dijo...

loko ese dibujo!!! jajajaja

pero bueh, ahora habrá que hacer uno mejor...