6.4.09

RXM Crónica: Informe IV

Año 0 DD, Informe n° 4

Universo

¡Hola, amigos! Soy RXM, y hoy tenemos para ustedes, una edición especial de nuestra Crónica. Nos ha llegado una importantísima información, y es nuestro deber compartirla con todos nuestros lectores. Primero, déjenme contextualizar el tema acerca del cual hablaremos.

Hace ya algunos años, nuestro planeta, la Tierra, se vio amenazada por una poderosa alianza extraterrestre, que le declaró la guerra. Los planetas Umnis, Orga y Kalaisos, que ya habían atacado a la Tierra de una u otra forma, se unieron para derrotarla definitivamente. Los héroes de nuestro planeta, apoyados por un trabajo conjunto de los gobiernos del mundo, lograron contener la amenaza por un tiempo, pero se hizo necesaria la intervención de dos planetas amigos: Robotron y Eburan. Una gran “Guerra Universal” se desató, y las consecuencias fueron muy grandes. De esto les hablaremos hoy… porque muchos se preguntaran, ¿cómo está el universo hoy en día?

Los Umnitas.

Ubicados en el sistema Alcor, en la constelación Ursa Maior, los miembros de esta raza han sido sindicados como los responsables de perturbar la paz en el universo. Después de que descubrieran que su planeta estaba a punto de morir, sus líderes decidieron llevar a cabo un plan que les permitiera instalar a su pueblo en un planeta de características similares a las del suyo. La Tierra fue el mundo elegido, y el máximo líder de los umnitas, el siniestro Tak, diseñó una estrategia que incluía la infiltración en el Consejo InterPlanetario, y un posterior ataque directo a los terrícolas.
Fue así como Treassus, antiguo representante de Umnis ante el Consejo, liberó y acompañó a Aon, el DevoraCor, en su segunda visita a nuestro planeta. A pesar de que los héroes lo derrotaron, con ayuda de Lorgann, la Energía Cor de la Tierra fue consumida por el villano, y algunos de los más poderosos defensores debieron salir a buscarla a través del universo. Ese fue el momento aprovechado por Tak para enviar a sus fuerzas, encabezadas por Terran, a atacar el planeta azul, mientras Tharabas, el nuevo representante de Umnis en el Consejo, detenía a los héroes en el espacio, junto a un grupo de los guerreros más fuertes del universo.
Posteriormente, y pese a su fracaso en esta empresa, y la persecución que comenzó en contra de los líderes de Umnis, por parte de la Policía InterPlanetaria, Tak se aliaría con sus pares de los planetas Orga y Kalaisos, para declarar la guerra a la Tierra. Su plan incluyó convencer a sus hermanos de raza, pero ante la negativa de éstos, el villano destruyó el planeta entero, asesinando a toda su raza. Sólo la intervención de Robotron y Eburan, más el sacrificio de los defensores de estos tres planetas, salvó a la Tierra de una catástrofe. Tak fue derrotado y encarcelado, en estado catatónico, víctima de sus propios poderes mentales, y sólo entonces se supo que había engañado a la gente de su planeta desde el principio, y que, finalmente, él mismo había destruido Umnis.
Tras esos eventos, no hay registro de que haya sobrevivido algún otro miembro de esa raza.

La Guerra de Robotron y Kalaisos.

Durante siglos, ha existido una confrontación armada entre ambos mundos, la cual comenzó cuando eran uno solo. La explosión de unas “bombas de racimo”, cada una de ellas con potencia nuclear, dividió su planeta en dos, e intensificó el conflicto.
Robotron, habitado por formas de vida cibernética, descubrió hace años, un plan de sus rivales para conquistar la Tierra, y decidió defenderla. No tenía porque sufrir las consecuencias de una guerra a la que no pertenecía. Fue así como nuestro planeta fue invadido por un escuadrón de cada uno de los planetas, lo que terminó por involucrarlo de todas formas.
Tomando forma de insectos de nuestro planeta, y durante años, los defensores de Robotron, comandados por Mantis, lograron frustrar los planes de los invasores de Kalaisos, liderados por Fly. Además, detuvieron la infiltración del soldado de Orga conocido como Tarántula. Cuando la Guerra Universal se desató, los soldados de ambos planetas fueron llamados a combatir.
La Guerra también tuvo consecuencias para estos mundos. Tras el fin del conflicto universal, los triunfantes soldados de Robotron regresaron a su planeta, llevando el cuerpo de Earl, rey de Kalaisos, con ellos. Kalaisos, que había sometido a Cyberion, la capital de Robotron, debió retroceder, y tras intensas batallas, Robotron logró ganar definitivamente la extensa guerra.
Hoy en día, los líderes de Robotron intentan reconstruir la sociedad de ambos mundos, creando un sistema común que les permita vivir en armonía.

El Consejo InterPlanetario.

La organización más importante del universo, se vio afectada por el plan de Tak, para conquistar la Tierra. Por milenios, el Consejo había permanecido secreto para los habitantes de la Tierra y otros planetas. Sin embargo, la aparición de Aon, y luego, los planes del líder umnita, expusieron su existencia ante todo el universo.
Treassus, antiguo representante de Umnis, usó los poderes mentales que posee su raza, para liberar a Aon, dirigirlo a la Tierra, y poner a todo el Consejo en contra de este planeta. Una vez que Aon absorbió la Energía Cor del planeta, y una vez que Tharabas reemplazó al derrotado Treassus como representante umnita, el Consejo decretó que la Tierra, moribunda, sería una “tierra de nadie”, donde serían alojados los prisioneros de la Policía InterPlanetaria, expulsando además al representante del planeta azul, Lorgann. Los héroes de la Tierra debieron batallar contra los prisioneros espaciales, y contra los invasores Umnitas.
Tras descubrir el engaño, y reintegrar a Lorgann, el Consejo se repuso, y dedicó todos sus esfuerzos a cazar a los criminales umnitas, y a restablecer el orden universal. Hasta el día de hoy, liderados por Lorgann, y con la Policía InterPlanetaria trabajando duro, el Consejo lidia con las consecuencias de la guerra, intentando alcanzar un período de paz a través del universo.

Héroes del Universo.

Los defensores de los distintos planetas han sido muy importantes en el desarrollo de los hechos recientes. Por supuesto, no podemos partir sin mencionar al más grande héroe que la Tierra (y algunos otros planetas) ha conocido: el Capitán Cometa. Desde la primera vez que este héroe salió al espacio, acudiendo a un llamado de auxilio desde el planeta Soir, su fama se extendió más allá de nuestro sistema planetario. Fue por ello, que fue el primero de los defensores de la Tierra en conocer de la existencia del Consejo InterPlanetario, y luego, en ser designado como líder del grupo de héroes que saldrían de la Tierra, en busca de la Energía Cor necesaria para el planeta. Durante este viaje, el Capitán estuvo a punto de caer, a manos de un grupo de los guerreros más poderosos del universo, liderados por Tharabas. Sin embargo, como el combate se realizó en la Nube de Oort, lugar de origen de los poderes del defensor, logró salir airoso. La consecuencia de esta batalla, fue la completa destrucción de Oort, punto clave del universo, lleno de Energía Cor, situación que preocupó al Consejo.

La participación del Capitán Cometa en la Guerra Universal, donde su esfuerzo fue importante para el triunfo de la Tierra y sus aliados, lo hizo conocido y respetado como el gran héroe que fue, en todo el universo. Por ello, hubo otro héroe, en el lejano planeta Eburan, que se encargó de continuar el legado del héroe terrícola. Se trata del Capitán Estelar, un ser con poderes similares a los de nuestro héroe. El Núcleo Estelar que posee, de origen similar al del Núcleo del Cometa, le confiere prácticamente las mismas habilidades, y la amistad que forjaron les llevó a compartir el camino heroico.

Otros héroes que se han visto involucrados en los hechos, incluyen al héroe mítico del planeta Surn, Var-Sokk, que con su poderosa espada, ha peleado lado a lado con los defensores de todo el universo; Nishke, el héroe de Uda, en el sistema Vega; Overtaker, antiguo caza recompensas, que encontró el camino del bien y se unió a la Policía InterPlanetaria; y finalmente, Hyperman, antiguo defensor de la Tierra, que durante la Guerra Universal, perdió sus poderes, y terminó regresando a su planeta natal, Dardac, encontrando a su civilización en un estado de involución que jamás imaginó, y por lo que eligió quedarse viviendo entre ellos, como un ciudadano más.

No podemos obviar tampoco a los poderosos villanos que han enfrentado a estos héroes. Tharabas y Tak reunieron a un grupo de los guerreros más poderosos del universo. Este grupo estaba formado por Ghun’ter, antiguo enemigo del Capitán Cometa, originario del planeta Soir, y asesinado por su propio compañero, Seed Breem, un bestial caníbal del planeta Krits, hoy confinado en la prisión galáctica del Consejo; Prounder, un ser hecho de gas, proveniente del planeta Qhars, cuyo paradero actual es desconocido; Claymud, ser de lodo, del planeta Ol, muerto tras una batalla con Var-Sokk; y los hermanos Badit y Birdit, del planeta Dirón, actualmente prófugos.

Con Treassus, Terran y Tharabas muertos, y Tak encarcelado e inmóvil, la Policía InterPlanetaria ha establecido una amplia vigilancia en diversos puntos del universo, intentando mantener la paz. Pero el universo es tan vasto, que no sabemos con qué sorpresas podrían toparse.

Así están las cosas hoy en día, fuera de nuestro planeta. Pero todo puede ocurrir en el infinito espacio. En la infinidad hay un número infinito de cosas que no conocemos, y por eso, es mejor conocer y estar alerta…
-

Bueno, amigos… WOW! Que información más… eeh… universal! Jeje. Bueno, no conocemos con exactitud la procedencia de lo que acaban de leer, pero nos pareció importante. Hemos consultado con el D.A.E., en Angalileo, y nos han confirmado, que de acuerdo a la información que maneja, ¡prácticamente el 100% de este texto es verídico!

Espero que lo hayan disfrutado… ¡O lo que sea que hayan sentido, con algo tan poco cotidiano!
¡Nos vemos la próxima!


_

No hay comentarios: