9.3.08

Mirox Zero: Capitán Cometa (Parte 1)

Historia: Rodrigo Roa

El universo es tan vasto como podamos imaginar y mucho más. En él somos un punto, pero no estamos olvidados, porque existimos. No estamos olvidados, porque somos parte del todo, y protagonistas de nuestra propia historia, tan grande como la propia creación”.

I

Por milenios, los cometas han sido portadores de grandes presagios y señales de cambio para el mundo. Jack O’Neal sabía muy bien lo que éstos cuerpos celestes significaban para el folklor, pero como buen hombre de ciencia le interesaba conocer algo un poco más concreto. Su pasión por la astronomía lo tenía por más de diez horas diarias atento a los cielos. Pasaba más tiempo junto a su compañero de labores, James Sheer que junto a su familia y su esposa, Kathreen, y sus hijos, Catherine y Sean, lo sentían como una ausencia permanente. Por eso, Jack quiso pasar el día más emocionante de su vida junto a ellos: era el día en que se vería por primera vez sobre los cielos del mundo al cometa O’Neal-Sheer, nombrado así fruto del gran descubrimiento de éstos dedicados astrónomos.

Es junio de 1996, y el mundo está a punto de ser transformado.

Jack y su familia, además de James, se dirigieron ese anochecer hacia las afueras de la gran Angalileo, capital del país de Eria, ciudad natal de todos ellos. El espectáculo prometía ser tan impresionante como un brillante cometa puede ser, además de llevarla emotividad por el logro de éstos astrónomos. La espera se hizo larga, y la belleza de las estrellas en el cielo nocturno logró aplacar la ansiedad por ver lo esperado, y sin saberlo, vivir lo inesperado.

II

El cielo nocturno era observado por varios en Angalileo, pero los sentimientos que se generaban bajo él, eran muy distintos. Así, en un central edificio, Peter Wilhelmsson II, multimillonario, contemplaba las estrellas, sintiendo la necesidad de tener aún más millones. Por ello, esperaba.

- Señor Wilhelmsson – lo interrumpió uno de sus asesores, o más bien, sirvientes.

- Espero que tengas buenas noticias, Rory.

- Ha llegado su pedido, señor – dijo, extendiendole una pequeña caja sellada.

- ¡Al fin! El diamante más preciado del mundo es mío, tal como debe ser.

Al instante abrió la caja, y el brillo de la piedra llenó el oscuro cuarto en el que se desarrollaba esta escena.

- Señor, tengo que decirle que los trabajadores de la mina continúan quejan….

- ¡Silencio Rory! ¿No es hermoso? No existe ninguna piedra preciosa en todo el mundo que brille tanto como este diamante. Desde el día que me reportaron su descubrimiento en mi mina deseé contemplarlo con mis propios ojos. Se verá tan hermoso junto a mi colección. ¡Imagínalo en mi dedo, montado en un anillo de oro!

De pronto, Peter tomó el anillo en su mano y el brillo se hizo más y más intenso, hasta que Rory no logró ver a su amo.

De la luz, surgió una silueta, que resultó ser del cuerpo que emitía todo ese cegador brillo: la del propio Peter.

- Siento… poder. Esta piedra es aún más maravillosa de lo que pensaba.

- ¿Es.. Está b-bien… señor? –preguntó Rory asombrado por la transformación que había sufrido el millonario.

- Mejor que nunca. Veamos que puede hacer esto, Serás un privilegiado, Rory.

Al instante, un brillante rayo surgió de la mano de Peter, dejando el cuerpo de su sirviente reducido a cenizas.

- Me gusta – dijo Wilhelmsson, y una sonrisa llenó su brillante rostro.

III

- ¡Pasen a ver el circo!! – se escuchaba a en los altoparlantes, y el sonido llenaba la noche de la ciudad - ¡Podrán ver al castor humano! ¡Único en el universo, la aberración más grande del mundo contemporáneo!

La fila se llenaba de expectación, y los niños reían, sin comprender que lo que estaban a punto de ver era tal “aberración”. Payasos, trapecistas, malabaristas y animales varios pasaron por la pista, haciendo disfrutar de la bella velada a cada uno de los espectadores. Pero lo que venía era algo para lo que nadie estaba preparado.

- ¡A continuación, lo que todos esperaban! – anunció el animador - ¡Algo único, jamás visto! ¡Los que se sienten poco agraciados serán felices al ver a esta aberración! – pronunció, provocando la risotada general, y causando aún más expectación - ¡Con ustedes, el “Castor Humano”!

Ante la audiencia se presentaba una jaula tapada con un manto, que fue retirado en el instante en que el animador mencionaba su última frase. La reacción del público fue mucho menos que efusiva. La rareza de lo que estaban viendo dificultó la expresión de cualquier sentimiento que se haya generado.

Ante ellos, se erguía, si es que lo hacía, una criatura rechoncha, de un oscuro color de piel y que en lugar de dedos contaba con unas extrañas garras como las de un animal. Estaba cubierto de pelos y sus facciones no estaban tan cerca de lo humano como de lo animal. Su apariencia era la de algo así como un castor, o algo peor. La criatura, al ver la cara de asombro de los espectadores gruñó, demostrando la enorme furia que su situación le causaba.

- ¡Es una bestia… no es humano! – fue el primer comentario en voz alta que se oyó en el lugar.

En ese momento, los asistentes del circo se preparaban para abrir la jaula. La abrieron, despreocupados por la pasividad de la criatura. Sin embargo, apenas oyó la exclamación proveniente del público, la criatura se sobresaltó, y extendiendo su brazo tomó al hombre que sostenía la puerta de la jaula y lo azotó con fuerza contra los barrotes, haciéndolo caer inconsciente instantáneamente. Luego empujó la puerta, y con un salto salió de su prisión, golpeando a todo aquel que se le cruzó. Era imposible detener su furia.

De pronto, la criatura habló, o más bien rugió.

- ¡¿Inhumano?! ¡Yo les demostraré lo que es ser inhumano! - y saltando contra el público agarró al hombre que había exclamado en voz alta, lo apretó del cuello y lo dejó caer, sin vida.

La gente huyó aterrorizada, y un último grito de la criatura selló el momento. Una bestia había sido liberada, y su furia sería desatada sobre la ciudad.

IV

El cielo de Angalileo y de todo Eria se iluminó con la belleza del cometa, un espectáculo que no se veía hace años. Jack, James, Kathreen, Cat y Sean lo presenciaban maravillados y en silencio. Usaban sus telescopios para tener una visión única del O’Neal-Sheer.

- Debo tomar unos datos – se excusó Jack, y dejó a su familia para ir un poco aparte a observar con más tranquilidad.

Se ubicó en un ángulo ideal y observó. La espectacularidad del cometa lo deslumbró, y se sintió como flotando. De pronto, todo se volvió blanco, pero lleno de algo. Jack estaba allí de pie, solo. Miró alrededor y no estaba su familia ni James. Una figura blanca se formó. Tenía la apariencia de un anciano, pero no era viejo, aunque sí sabio. La figura se dirigió a él y con una voz clara y segura, dijo:

- Jack O’Neal, soy Coma, espíritu de los cometas. El Universo y la Tierra han llegado a una nueva era, y a partir de ahora sufrirán grandes transformaciones. Tú has sido escogido para protegerla.

Jack no comprendía nada. No sabía como había llegado a este “lugar”, si es que lo era, y no creía que pudiera existir esta clase de poderes. Coma prosiguió:

- Para ello, serás el portador de esto: el Núcleo del Cometa. Te convertirás en el Capitán Cometa.

Una extraña piedra apareció en la mano de Jack. Sentía que un extraño poder lo invadía, y algo le decía que esto cambiaría su vida y la del mundo para siempre. Sin saber que decir, con lágrimas de una extraña emoción, miró a Coma, miró al Núcleo, y sólo atinó a preguntar:

- ¿Por qué a mi?

- Has sido escogido – respondió Coma – por tu responsabilidad y por tu compromiso con lo que haces. Pero no olvides que para cumplir bien tu nueva misión deberás renunciar a mucho. El compromiso y la responsabilidad lo exigen. Toma buenas decisiones y todo estará bien. Cuando me necesites, estaré.

Y dicho esto, Coma se desvaneció. El Núcleo brilló, Jack se sintió como mareado, y se vio de pronto una vez más en su lugar de observación. Sin alcanzar a hacer ni decir nada, se desmayó...



Continúa...
_

3 comentarios:

Left Behind dijo...

El anciano savio no tiene buen gusto para poner nombres xD

PD: no hay posdata.

Ismael de Tierra X. dijo...

Una buena presentación de los personajes y, además, han encontrando el momento perfecto para situar el 'continuará'.
(Falta una 'c' en "Has sido esogido".)

{RXM} dijo...

Corregido! Muchas gracias!